I+D Noticias XDrones

Ojos artificiales para los Tiny drones

Dragonfly - tiny dronesEn los últmos años han comenzado a desarrollarse drones extremadamente pequeños, llamados comúnmente Tiny drones. Estos pequeños drones podrían ser muy valiosos en tareas de espionaje y de vigilancia, por lo que muchos gobiernos de todo el mundo se muestran bastante interesados en esta tecnología.

Sin embargo, aún no se han desarrollado sistemas confiables de navegación autónoma que permitan a los drones evadir obstáculos y replanificar de forma óptima la ruta de vuelo. La creación de sistemas sense & avoid (sensado y evasión) más eficientes es uno de los grandes retos técnicos que enfrenta en estos momentos la industria de los UAV’s. Ya que no se pueden emplear drones en entornos con alto grado de dinamismo si estos no son capaces de tomar las correcciones necesarias para adaptarse a los continuos cambios que se vayan presentando. Este problema afecta a todos los UAV’s, pero cuando reducimos las dimensiones de las aeronaves aumenta considerablemente el nivel de dificultad para desarrollar posibles soluciones.

Las soluciones que se han presentado para la implementación de sistemas de navegación autónoma, a parte de no ser lo suficientemente eficientes, no pueden ser implementadas en tiny drones debido a que los sensores utilizados son relativamente grandes y pesados.

En vista de esto, investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología han creado un sistema de sensado y/o detección para tiny drones que emplea un ojo artificial inspirado en la visión de los insectos, de acuerdo con un estudio publicado recientemente en The Royal Society Interface.

diagrama_sensor_drone

El ojo artificial se compone de una lente situada en la parte superior de tres fotodetectores electrónicos dispuestos en un patrón triangular. Mediante la combinación de las mediciones individuales de los fotodetectores, el dispositivo puede detectar la velocidad y dirección del movimiento. Este sensor sólo pesa dos miligramos y ocupa sólo dos milímetros cúbicos, y puede detectar el movimiento en condiciones que van desde una habitación mal iluminada hasta al aire libre en un día muy soleado.

Los algoritmos para el procesamiento de las señales ya se han desarrollado, y pueden ser programados en pequeños chips para calcular parámetros como la distancia a los objetos o el momento en el que se puede producir una potencial colisión. Éste sensor bioinspirado será particularmente adecuado para aviones no tripulados que pesen 50 gramos o menos, y que no puedan levantar una carga útil más grande que unos pocos gramos, dijo Darío Floreano, director del Laboratorio de Sistemas Inteligentes en el Instituto Federal Suizo de Tecnología.

Fuente: MIT Technology Review

Ernesto Santana

Soy editor y administrador de XDrones.es, un portal web especializado en todo lo referente al mundo de las aeronaves no tripuladas (UAVs por su sigla en inglés) y/o drones.

Agregar un Comentario

Da un click para dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies